Trek del Everest por valle de Gokyo

Trekking del Everest

El trek del Everest por Valle de Gokyo nos lleva a cruzar puentes colgantes, dormir en diminutas aldeas, alojarnos en sencillos lodges y por supuesto conocer alguno de los lugares más increíbles de la tierra como son el pueblo de Gokyo con sus lagos y la figura vigilante del Cho Oyu, una montaña que nos deslumbra con sus 8.201 metros de altitud. Cruzaremos uno de los collados más altos de Nepal, el Cho La a 5.420 metros de altura, para acercarnos al mítico Campo Base del Everest. En esta fantástica travesía, subiremos por el valle de Gokyo y bajaremos por el valle del Khumbu, completando así un recorrido grandioso y espectacular.

Tras la recepción en el aeropuerto de Katmandú por parte de nuestro equipo y el traslado a nuestro hotel en el barrio de Thamel, tendremos el resto del día libre para descubrir la ciudad.

Al día siguiente es hora de partir hacia el Everest. Desde el aeropuerto tomaremos un vuelo en avioneta que nos llevará a Lukla, uno de los aeropuertos más peligrosos del mundo, a 2.700 metros de altitud. Aquí nos encontraremos con nuestro equipo de porteadores, repartiremos los equipajes e iniciaremos el trek hasta Phakding en una jornada con predominio descendente por buenos caminos.

Trekking del Everest

Al día siguiente, nos vamos a Namche Bazar, capital del pueblo sherpa. Aquí se suelen hacer dos noches, teniendo un día para realizar una excursión por la zona, ver el Everest y favorecer nuestra aclimatación. De este valle es originaria la etnia sherpa, conocida por su fortaleza y por ser parte del equipo imprescindible en las expediciones a las grandes montañas. Comúnmente se denomina sherpas a todos los porteadores en Nepal, pero no es correcto, ya que únicamente los habitantes de esta zona son de etnia sherpa.

Hasta Namche Bazar, el Trekking del Everest y el Trek del Everest por Valle de Gokyo coinciden en su itinerario. Pero a partir de aquí, la opción de Gokyo se desvía y nos lleva, en los próximos dos días, a Phortse Tenga y Machermo. Durante nuestra progresión tendremos vistas excepcionales de montañas como el Thamserku, Kangtega o el Ama Dablam. Acercándonos a Machermo tendremos una impactante vista del Cho Oyu de 8.201 metros.

Al día siguiente el camino nos lleva a la última población del valle, Gokyo, ubicada en un lugar increíblemente bonito, a los pies de grandes montañas con sus glaciares y a orillas de un precioso lago. Como buen aliciente a la jornada podemos ascender a los 5.340 metros de Gokyo Ri, una modesta montaña en medio de este mundo de colosos. Especialmente bonita es la vista sobre el Everest cuando atardece sobre él.

Yaks porteando material

Antes de realizar la subida al Cho La se suele hacer una corta jornada, atravesando el glaciar Ngozumba hasta Dragnag. El día más exigente afronta la fuerte subida hacia el Chola, a 5.400 metros. En ocasiones puede haber problemas para cruzar al otro lado a causa de la acumulación de nieve. Tras cruzar el paso clave se desciende hasta llegar a Dzonglha, otro hermoso lugar con vistas hacia las montañas Cholatse, Ama Dablam o Lobuche.

La etapa siguiente nos conduce desde Dzonglha, pasando por Lobuche, hasta Gorakshep, última población habitada del valle del Khumbu a 5.140 metros. Desde el sobrecogedor lugar, rodeado del imponente Pumori, el Khumbutse, el Changtse o el Nuptse, se suele acometer la subida a otra pequeña montaña desde donde se obtienen excelentes vistas del cercano Everest.

Otra de las jornadas más impresionantes y deseadas es la que nos lleva al mítico Campamento Base del Everest a 5.364 metros. El lugar, mágico e inefable, es el punto donde todos queremos llegar y tener la foto para el recuerdo. Sin mucha dificultad, desde Gorakshep, puede llevarnos unas 3 horas la ida y la vuelta. De vuelta en el pueblo continuamos descendiendo hasta Lobuche, donde nos alojamos, como siempre, en un lodge o tea house.

Camino al Campamento Base del Everest

Tras varias jornadas en altitudes superiores a los 4.900 metros, descendemos por el valle del Khumbu, pasando por pueblos como Pheriche o Pangboche hasta llegar a Tengboche a 3.875 metros, espléndido lugar con gratificantes vistas del Ama Dablam y del Everest y Lhotse. En el pueblo se halla el precioso Monasterio Budista que vale la pena visitar. Hoy el descanso será muy reparador tras varios días en altitudes superiores.

El camino, entre árboles, rododendros y enebros, desciende al río ara luego remontar unade las últimas subidas. Echamos la vista atrás, hacia el Everest, la montaña más alta del mundo para despedirnos antes de llegar a Namche Bazar cerrando así el círculo de esta travesía por el Himalaya.

La ruta de montaña va llegando a su fin. El siguiente y largo día nos lleva, en varios ascensos y descensos a Lukla, pueblo en el que podremos celebrar el final del trekking del Everest. Normalmente aquí nos despedimos de los porteadores que nos han acompañado y ayudado durante la travesía.

Subiendo a Kala Patthar, Nepal

Tras la celebración nos toca tomar el vuelo en avioneta a Katmandú, para lo que en ocasiones hay que armarse de paciencia. Una vez en Katmandú nos alojaremos en nuestro hotel y podremos aprovechar el tiempo para visitar la estupa de Buda (Boudhanath), el Templo de los Monos (Swayambhunath) o recorrer el asombroso barrio de Thamel.

La diferencia entre Trekking del Everest y el Trek del Everest por el valle de Gokyo reside en el itinerario y en la exigencia física. La opción de Gokyo es más variada, descubre más paisajes pero requiere un esfuerzo físico mayor que debemos tener en cuenta a la hora de organizar nuestro viaje a Nepal.

Podrías estar interesado en …