NIVELES DE DIFICULTAD

Hay muchos factores diferentes que contribuyen a la dificultad de cada viaje de aventura, como la duración de la jornada, el tipo de terreno, el tipo de alojamiento, la altitud, las condiciones climáticas, las habilidades o la experiencia de cada persona. Aunque hemos tratado de hacer que nuestro sistema de calificación sea lo más claro posible, se debe tener en cuenta que es una clasificación subjetiva donde cada persona tratará de valorar si está preparada para realizar la actividad. En caso de duda, por favor, consúltenos.

Para mostrar la dificultad relativa de nuestros viajes de trekking, escalada y otras aventuras, cada viaje se califica tratando de valorar la exigencia física y la exigencia técnica.

Exigencia física

Nivel adecuado para personas con una mínima preparación física. Terreno fácil que suele recorrer pistas o caminos bien marcados. Los desniveles a salvar no serán superiores a los 500 metros, la distancia a recorrer entre 5 y 10  kilómetros. El ritmo de marcha será muy lento.

Para este nivel de exigencia, es recomendable estar un poco preparado físicamente y estar acostumbrados a caminar por la montaña. Los desniveles a salvar en el día estarán en torno a los 500 – 800 metros y la distancia a recorrer oscila entre 11 y 19 kilómetros. El ritmo de marcha será lento pero la duración de algunas jornadas puede ser larga.

La preparación física debe ser buena ya que se debe ser capaz de cargar con una mochila para varios días, afrontar largas jornadas consecutivas e importantes desniveles caminando por la montaña. Los desniveles a superar pueden alcanzan los 1000 – 1500 metros, la distancia a recorrer puede llegar a sobrepasar los 20 kilómetros. El ritmo de marcha será lento y la duración de cada jornada será larga.

Actividades sólo para personas con una forma física muy buena. Generalmente actividades de varios días donde se suceden largas jornadas con elevados desniveles. Con  etapas que pueden superar los 2000 metros  de desnivel ascendente. El ritmo de marcha será lento pero la duración de cada jornada será larga.

Exigencia técnica

Para este nivel no se requiere ningún tipo de conocimiento técnico previo. Serán actividades  de senderismo, trekking o ascensiones a montañas en las que se progresa por un terreno poco accidentado, casi siempre por caminos o senderos bien definidos. No se precisará el uso de ningún tipo de material específico de progresión o aseguramiento.

Para este nivel no se requiere ningún tipo de conocimiento técnico previo. Actividades de senderismo, trekking o ascensiones a montañas que discurren por terreno donde algunos tramos son accidentados o caóticos y ocasionalmente puede transitarse por lugares aéreos. Esporádicamente puede haber que hacer algún agarre o apoyo sencillo de manos para progresar. Si al lado del nivel de dificultad figura el símbolo del piolet, se requiere el uso de material específico, como crampones y piolet a un muy nivel básico.

Es recomendable el conocimiento de algunas técnicas básicas. Actividad por terrenos muy accidentados y escarpados donde hay un uso frecuente de las manos para progresar. Sin llegar a tener que escalar, puntualmente puede ser necesario el empleo de técnicas de aseguramiento con la cuerda por parte del guía. Si al lado del nivel de dificultad figura el símbolo del piolet, se requiere el uso de material específico, como crampones y piolet a un muy nivel avanzado.

Nivel adecuado para personas con conocimientos en el empleo del  material específico (asegurar a un compañero, técnicas de rappel…). Progresión en terrenos donde frecuentemente es imprescindible estar asegurados con cuerda. Si al lado del nivel de dificultad figura el símbolo del piolet, se requiere el uso de material específico, como crampones y piolet a un muy nivel avanzado. Si al lado del nivel de dificultad figura el símbolo de escalada es porque la actividad requiere el uso de técnicas de escalada.

Actividad que requiere el uso de crampones y piolet.

Actividad de escalada en roca.