Tour del Mont Blanc

Tour del Mont Blanc

El Tour del Mont Blanc es una de las mejores rutas de trekking del mundo. Esta fantástica travesía de montaña recorre los sencillos caminos que rodean la montaña más alta de los Alpes, el Mont Blanc. Podremos visitar Chamonix, gran referencia turística y capital mundial del alpinismo. Nuestra aventura comienza en Les Houches, a 8 kilómetros de Chamonix, punto oficial de salida del recorrido que seguiremos a través de Francia, Italia y Suiza.

Durante esta ruta de varios días por los Alpes, utilizaremos los refugios de montaña y albergues para alojarnos, cenar y desayunar. El almuerzo del mediodía lo podremos comprar en el alojamiento de cada día para así cargar solamente el peso necesario en nuestra mochila.

Puente en el Tour del Mont Blanc

Nuestro primer día comienza con fuerza, tendremos una lejana vista del refugio de Gouter, que se utiliza para ascender al Mont Blanc, contemplaremos el macizo de las agujas rojas, que también recorreremos y pasaremos por debajo del imponente glaciar de Bionnassay. Tras descender al pueblo de Les Contamines-Montjoie, le atravesamos y nos alojamos en Gîte le Pontet.

La segunda etapa comienza ascendiendo por el largo valle hasta el Col du Bonhome, seguidamente al Col de la Croix de Bonhomme, a 2.479 metros, y el último de los collados, el Col des Fours, a 2.665 metros. Con una amplias vistas sobre los valles y las montañas de nuestro alrededor, descendemos a Ville des Glaciers y el Refugio des Mottets, muy cerca de la frontera con Italia.

Subiendo al Col de la Seigne

La tercera jornada se desarrolla entre Francia e Italia y, para muchas personas, es la ruta más bonita del Tour del Mont Blanc. Comenzamos subiendo al Col de la Seigne, desde donde nos quedamos boquiabiertos viendo la el grandioso Mont Blanc con su vestido de brillante nieve. Nos adentramos en Italia, descendiendo hasta el Lago Combal. A partir de aquí ascendemos un tramo para continuar hasta el Col Chécroui. Durante este último trayecto las vistas son soberbias sobre el gran Glaciar du Miage, la afilada arista Peuterey o el Vall Ferret por el que caminaremos la siguiente jornada.

El día siguiente comienza con el descenso a Courmayeur, precioso pueblo en el que podemos hacer algunas compras mientras contemplamos esta vertiente del Mont Blanc. Dejando el pueblo atrás, ascendemos por un bosque hasta el refugio Bertone, desde donde tenemos ya unas formidables vistas del omnipresente Mont Blanc. Siguiento nuestro itinerario, nos adentramos en el Vall Ferret, largo valle que nos permite ver el afilado Dent du Geant, las Grandes Jorasses o el Mont Dolent, montaña esta última en la que confluyen los territorios de Italia, Francia y Suiza.

A la izquierda la Aiguille Noire de Peuterey. Al fondo las Grandes Jorasses

Vamos perdiendo la noción de los días que llevamos caminando por los Alpes y hoy nos espera una larga jornada. Ascendemos al Grand Col Ferret y pasamos a Suiza. Un largo descenso nos lleva a pasar por bucólicos pueblos con sus típicas cabañas de madera y prados de un intenso verde. Desde el pequeño pueblo de Issert iniciamos la última subida del día, por un bosque de pinos en el que han tallado varias figuras de madera, aportando otro momento especial en este entorno natural. A la salida del bosque nos aguarda el bonito pueblo de Champex, a orillas del lago, sin duda, un lugar para conocer.

Para el día siguiente, si la meteorología es buena, realizamos la opción más exigente y más espectacular. Nos vamos por el Val d’Arpette ascendiendo por el valle hasta alcanzar la Fenêtre d’Arpette desde donde nos sorprendemos con la cercanía y fuerza del Glaciar du Trient. Tras un largo descenso y un nuevo ascenso logramos llegar al Col de Balme, otra magnífica atalaya con vistas al Mont Blanc y el valle de Chamonix. Dejamos atrás Suiza y regresamos a territorio francés.

Vista del Glaciar du Trient desde la Fenêtre d’Arpette

Una nueva etapa comienza descendiendo al pueblo de Tré-le-Champ, desde donde cruzamos la carretera para seguir caminando las siguientes jornadas por el macizo de las Agujas Rojas. Hoy conoceremos otro de los lugares más bonitos del Tour del Mont Blanc, el Lago Blanco. Uno de los lugares mágicos desde donde se suelen tomar unas fotos panorámicas que nos dejarán un recuerdo imborrable en nuestras vidas.

La última jornada cierra el Tour del Mont Blanc finalizando donde empezamos, en Les Houches. Comenzamos ascendiendo hasta Brévent punto elevado prácticamente enfrente del Mont Blanc. Descendemos viendo los parapentes que sobrevuelan el valle, tomando fotos del Glaciar de Bossons, que se adentra en la periferia de Chamonix y disfrutando de una gran ruta de montaña acompañados por un guía de montaña.

Te dejamos el enlace por si quieres participar en nuestros viajes del Tour del Mont Blanc.

Vistas del macizo del Mont Blanc desde el Lago Blanco

Podrías estar interesado en …

Trekking del Mgoun Marruecos
Viajes

Trekking del M´Goun

Trekking del Manaslu
Viajes

Nepal: Trekking del Manaslu

Trekking Toubkal, Marruecos
Viajes

Cuatromiles en Marruecos